1:46 a. m. – vértigo

Hoy me arde el estómago y pienso en Alejandra Pizarnik.

Ella dijo que buscar es un vértigo. Y tiene razón (en presente, aunque haya muerto, porque hay vigencia luego de esa sobredosis). 

El vértigo se me instala en la boca del estómago como dagas. Porque busco. Porque arde buscar y buscarte.

Burlo la quietud para dar con algún roce que salve. Respiro anhelo y me precipito desde la altura de mis vacíos. 

¿No buscar? No buscar no es remedio.

Al final, termina uno buscando nada. Es lo mismo, es vértigo. Es ese miedo de saber que a la larga el estómago se me inundará de dagas. Es saberte filo aun sin encontrarte. Es saberme daga que arde en el estómago del vértigo que soy yo mismo.

Es este maldito miedo: el maldito vértigo.

#SinFondo

Un comentario en “1:46 a. m. – vértigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s