Yasmarie Hernández González: de letras nuevas y maniquíes

Hoy arde Santurce. El calor de la tarde nos sofoca delante de la boutique de la diseñadora Stella Nolasco. Este es nuestro punto de encuentro para luego cruzar hasta la plaza de los edificios Minillas donde conversaremos.

Una vez sentados, nos acaricia una brisa cálida que despeina a la joven que me acompaña: Yasmarie Hernández González, escritora puertorriqueña.

Nos reímos cuando el viento, insistentemente, le sigue revolviendo el peinado. Lleva un libro en sus manos. Su libro. Se titula Vitrinas y acaba de salir al mercado. La portada exhibe maniquíes. Pienso en la tienda de Stella, en la imagen de hace poco. ¿Cuán maniquí soy? ¿Cuántos de nosotros lo somos?

Comenzamos a hablar y, sin advertir el momento, nos acercamos a algunas preguntas:

¿Qué es la literatura y qué valor tiene para ti?

La literatura es historia, cultura, conciencia, esperanza; es lo que nos conecta con los demás. Para mí como escritora tiene un gran valor porque significa el reto de plasmar realidades, de construir historias, que luego llegarán a personas que pudieran identificarse con ellas y tocarles la conciencia de alguna manera.


Acabas de publicar tu primer libro de cuentos, ¿qué temática abordas en sus páginas y con qué intención?

El libro trata sobre temas sociales que brillan a todas luces, que están en vitrinas, pero que nos negamos a ver; temas que todavía en el siglo 21 son tabúes o crean controversia. Por ejemplo, la homosexualidad, la infidelidad, el incesto, el uso de sustancias controladas y sus consecuencias, el manejo del divorcio, la violación sexual y el abuso de poder desde la religión. 


El tratamiento de los cuentos es crudo y defiendo esa crudeza. Decir las cosas tal como son afecta las emociones y eso mueve a la gente a pensar. Esa es mi intención, crear conciencia y también ser voz para aquellos que no la tienen o que están gritando, pero son silenciados.

¿Cómo surgieron las ideas para armar estos cuentos?

Las ideas llegaron del diario vivir, de lo que leo y escucho en todas partes, de la impotencia que siento ante estos temas sociales y del deseo de un mundo ecuánime. Me molestan las injusticias.


¿Cuál fue el mayor reto durante el proceso que conlleva la publicación de un libro?

Fueron varios retos. En primer lugar, escoger los cuentos para completar el concepto del libro. En segundo lugar, la edición porque requiere varias etapas y de repente se edita y reedita.

Luego de eso,  la búsqueda de medios para publicar. Las editoriales no suelen tomarte en serio si eres joven, si eres nuevo en la literatura, si no tienes un nombre conocido o si no formas parte de alguna élite. Al final, opté por la autopublicación.

Nos distrae el ruido de un carro que pasa. Un ruido fuerte como las palabras que acabo de escuchar. Miro alrededor y veo decadencia. Santurce está volviéndose un montón de edificios abandonados. Marchitamiento. Ese es otro ruido.

Se acerca una persona a pedirnos dinero. Se me olvida por un instante el “no” como respuesta a los sueños. ¿Qué pido yo en la vida?, pienso.

Yasmarie disipa mi interrogante. Me habla de la lucha feminista, y continúan las preguntas.

Existe la noción de que las voces de las mujeres cada vez son más fuertes, ¿cómo evalúas ese progreso en la representación de las mujeres en la literatura, ya sea como personajes principales o como autoras de ficción?

Hay progreso, pero lento. Seguimos siendo señaladas por hablar y señaladas por protagonizar. Es importante que haya mujeres escribiendo y que haya historias que cuenten la vida de mujeres.

Es necesario que sigamos viendo que es posible ser otro tipo de mujeres y desempeñar otros roles. Es urgente que destronemos el patriarcado que nos ha impuesto una sola forma de ser. Los escritores somos educadores. La literatura y la lectura pueden generar esos cambios.

Ahora que mencionas la influencia que pudieran tener los escritores sobre la manera en que sus lectores interpretan el mundo, ¿cómo ves ese efecto en el contexto de nuestro Puerto Rico actual? ¿Somos un país que lee?

No me gusta hacer generalizaciones, pero tengo la noción de que Puerto Rico no es un país que lee. Sí hay algunos avances. Últimamente, se está viendo un nuevo boom de la literatura puertorriqueña gracias a lectores que quieren sentirse identificados más allá de las obras literarias clásicas. Sin embargo, los escritores tenemos mucho trabajo en ese sentido de atrapar atenciones.

Actualmente, el gobierno de Puerto Rico tambalea, pues el país se ha unido para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló tras la divulgación de un chat entre él y miembros de su gabinete que revela un presunto esquema de corrupción, además de cuantiosas burlas a diferentes sectores de la comunidad. ¿Qué postura deberían asumir los escritores, y los artistas en general, ante esta escandalosa crisis?

Los artistas, como gestores culturales y educadores, tenemos el deber de unirnos a las luchas de los pueblos. Es nuestra responsabilidad alzar la voz contra todo lo que nos aqueja y nos mancilla como sociedad, en este caso particular, como sociedad puertorriqueña pisoteada por un gobierno abusador.


Tomando en cuenta este panorama social complejo al que nos enfrentamos como artistas de la palabra, ¿es feliz un escritor?

La felicidad tiene un significado personal.  En mi caso, soy feliz con tan solo escribir y saber que puedo cambiar pensamientos, doctrinas o sistemas dañinos, aunque el mundo se nos esté cayendo encima.

#CURIOSEANDO

  • ¿Libro electrónico o libro físico?: Libro físico
  • Libro favorito: El pergamino de la seducción (Gioconda Belli)
  • Libro que leíste y no te gustó: Vuelo de cisne (Rosario Ferré)
  • Palabra favorita: Hurgar
  • Persona famosa que no soportas: Molusco (Jorge Pabón)
  • Escritor/a compatriota favorito/a: Magali García Ramis

#COMPLETA

  • El éxito es… vivir.
  • Julia de Burgos fue… muy humana.
  • Encuentras belleza en… lo cotidiano.
  • El gobierno debería… educarse.
  • El problema social que más te preocupa es… la violencia de género.
  • Si pudieras cambiar algo de tu país sería… el gobierno y el clima.
  • Escribir es… libertad.

El calor disminuye. Está a punto de oscurecer. Debemos irnos. Yasmarie tiene un compromiso dentro de poco.

Antes de despedirnos, sonreímos en complicidad porque vemos el mundo de una forma muy parecida, aunque con ojos muy distintos. Los filtros casi nunca son los mismos

Ella se aparta. Pienso en que es una mujer fuerte, mucho más que aquella a quien conocí en la universidad hace seis años. Va cruzando sola este Santurce decadente. Va sonriendo libre en medio de este atardecer que también decae. 

De repente, recuerdo lo mucho que le duele la muerte de su abuelo. Se le escapó el detalle en algún instante de la conversación. Y es que Coco —el viejo del sombrero, quien fue su todo— murió hace poco sin verla debutar en la literatura

Surge un nudo en mi garganta porque sé que el dolor sabe esconderse en una sonrisa. Yasmarie no es un maniquí y llorará en cuanto salga del alcance de mi vista.

Me quedo con esa corazonada.

*Nota aclaratoria: Las expresiones de entrevistados y colaboradores no representan necesariamente el sentir de Narrándonos.com ni de su mantenedor.

4 comentarios en “Yasmarie Hernández González: de letras nuevas y maniquíes

  1. Elida González

    Muy hermosa narración, los felicitos y que Dios los continúe dando toda sabiduría y puedan expresar en sus cuentos, sentimientos, ideologías, pensamientos, etc… A mi sobrina Marie te digo que ya abuelo Coco había disfrutado tus logros por ese gran debut de la literatura. Y estoy segura que desde el cielo él vela por tí y disfruta tus logros. Adelante siempre y cuenta con mi apoyo. Te ama tu tía Tata♥️Felicidades y Bendiciones a Richy tbn 📚📝

    Me gusta

  2. Hola soy de Argentina locutor narrador de cuentos reflexiones etc. Por Facebook encontré el artículo y me encantaría poder colaborar humildemente con este trabajo literario , le pongo voz y edición fotográfica a muchos trabajos que me envían a la radio, cuenten conmigo a la distancia para sí lo creen puede interesarle , Les podría enviar algo de lo que realizó, Ud. dirá si es útil por donde se los puedo mandar y sería un gusto mantener un contacto. Le envió mis más cordiales Saludos. Jorge Ibáñez. Ciudad Necochea ( Pcia de Bs. As, ) Argentina.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s